Reflexionemos HOY

Lo que influirá poderosamente en tu vida, no serán los pensamientos y emociones que sientes, sino los estados de ánimo y los pensamientos que conscientes.

 

Captura de pantalla 2013-11-25 a las 16.16.34Muchas veces se dice que el problema no es sentir, sino consentir. Las emociones “nos suceden”, los estados de ánimo los consentimos.

Puedo ver a una persona y sentir aprecio por ella, y decido quedarme en ese noble sentimiento alimentándolo más a través de mis pensamientos, igualmente puedo verla y sentir rencor y alimentarlo aún más a través de mis pensamientos y despertar odio.

Puedo dejar de apreciar todo lo que tengo y pensar a detalle en todo lo que no tengo, eso me hará sentir de determinada manera y seguro no será muy agradable.

Se responsable de lo que piensas y de los estados de ánimo que conscientes.

 

Reflexionemos con estas preguntas:

 

¿Qué estado de ánimo te capacita más?

¿Qué tan seguido te permites estar ahí?

¿Qué tanto te has entrenado para estar ahí?

 

¿Qué pensamientos te limitan?

¿Cuáles te empoderan? 

¿Cuáles conscientes más?

 

Entrénate a ser feliz.

Un abrazo

Arturo Orantes

www.worldcoachingcorp.com

Recuerda dejarnos tus comentarios, contestaré a la brevedad.

 

Deja un comentario